Para el próximo martes 30 de junio, el gremio dispuso asamblea en reclamo de deudas salariales.


La seccional Córdoba de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció este viernes que se declaran en estado de alerta y convocan a una asamblea general para el próximo martes 30 de junio, en reclamo de deudas salariales.

Carla Esteban, secretaria general, señaló que el gremio “no permite ni permitirá que se atropelle nuestro convenio ni el salario de nuestros afiliados/as”.

Los choferes de colectivos urbanos esperan cobrar lo que resta de lo adeudado para no volver a paralizar el servicio. En una situación anormal por la pandemia de coronavirus y por el paro de interurbanos dispuesto por Aoita, y que lleva 76 días de corrido.




Comentarios