La Justicia dejó firme la sentencia contra un empleado y el municipio.


Sufrió acoso sexual y laboral siendo trabajadora de la Municipalidad de Villa María, que tendrá que indemnizarla por el daño que sufrió en 2007 a 2009.

Su acosador había apelado el fallo pero esta semana quedó firme la sentencia por parte del Tribunal Superior de Justicia, que afirma la condena a Néstor Fabián Carranza por acosar a Marcela Quiero.

En esta misma decisión, el TSJ encontró que la municipalidad también es culpable y tendrá que indemnizar a la mujer, según publica este martes Villa María Ya.

Carranza fue acusado de haber acosado a Marcela Quiero cuando ella trabajaba como agente en Seguridad Ciudadana.

Además, la ex trabajadora denunció al municipio por el acoso laboral que también sufría junto con el hostigamiento sexual del acusado, entre los años 2007 y 2009.

Junto con el acoso, en la causa se demostró que la ex trabajadora se veía obigada a asistir a actos proselitistas y se le descontaban de sus haberes un porcentaje para un partido político villamariense.

También se comprobó que la demandante “era sometida a situaciones con connotación sexual que, en el contexto hostil y de incertidumbre respecto a su continuidad en el empleo, como quedó́ explicitado, tiene entidad bastante para encuadrarse como acoso”.

En otro pasaje de la resolución se establece una indemnización “por sufrir un trato humillante por su condición de mujer y trabajadora precarizada, como por su ideología política, violencia laboral y actos de acoso de los cuales fue víctima”.




Comentarios