La Justicia emitió una prohibición de acercamiento y no podrán tampoco comunicarse por ningún medio.


La hostigaron hasta obligarla a dejar su casa, pero ahora pesa sobre ellos una prohibición de acercamiento, por orden del juzgado de Niñez, Juventud, Violencia Familiar y de Género de Bell Ville, según informa el Poder Judicial.

Además, por esta orden tampoco podrán comunicarse con ella, tras haberla obligado a dejar su casa a punta de cuchillo.

Por su condición, la mujer trans había sido víctima de sus agresiones y ahora ellos tienen una prohibición de acercarse por 12 meses, por una resolución dictada por el juez Luis Alberto Morales.

Así las cosas, deberán respetar una distancia superior a los 200 metros de los lugares de residencia, trabajo, estudio y esparcimiento de la damnificada.

Tampoco podrán contactarla de modo personal, por vía telefónica, por redes sociales o cualquier otro medio.

En la resolución, se advierte a estos individuos que si no cumplen las medidas cometerán el delito de desobediencia a la autoridad y se da intervención al Centro Integral de Varones del Polo Integral de la Mujer de Córdoba.




Comentarios