En dos ruedas y con su cámara de fotos hizo 12.000 kilómetros en 229 días.


En la inmensidad del continente asiático también se escuchó la tonada cordobesa, con la impresionante travesía que protagonizó el fotógrafo cordobés, Juan Bettoli, en 2019 y que quedó registrada en su cámara.

Fueron 229 días de pedalear y dormir en carpa o en casas de familia, atravesando nueve países, en un viaje que siempre soñó y que no se quedó con las ganas de cumplir, según le contó al diario La Voz.

Sus andanzas iban a ser motivo de una charla que tenía fecha para fines de marzo, pero que tuvo que suspender por la cuarentena, como tantas otras actividades que quedaron en stand by.

Según rememora, se subió a la bici en Beijing, China, y desde allí pasó por Mongolia, Rusia, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán, Turkmenistán y para finalizar el trayecto en Irán.

Más allá de la proeza, lo más llamativo es que Juan no era un fan de las dos ruedas, como uno podría suponer: “no tenía idea de bicicletas. Jamás había andado en bici”, sorprendió.

Entre su equipaje no faltaban la carpa y la bolsa de dormir, pero en muchas ocasiones pudo dormir en casas de familia: “la hospitalidad de las sociedades asiáticas es impresionante”, reveló.

El cordobés que cruzó el Asia en Bici: “Frenar y permanecer inmóvil ante la inmensidad que me rodeaba era un ritual constante”

Ante la inmensidad del gigante país chino, Juan tuvo que luchar para no desanimarse: “sentía que me estaba muriendo. Me dije a mí mismo que tenía que enfocarme en el objetivo del día; no ver la ruta a largo plazo sino por día”, contó.

A la vez, recordó que un tramo de gran dificultad fue “la carretera del Pamir, famosa por ser una de las más altas del mundo y por formar parte de la antigua Ruta de la Seda”, indicó.

“Frenar y permanecer inmóvil ante la inmensidad que me rodeaba era un ritual constante”, sintetizó sobre el viaje.




Comentarios