Los vecinos de barrio Renacimiento y Acosta notaban que se formaba una laguna de líquidos cloacales y denunciaron a las autoridades.


Un insólito hecho se descubrió en la ciudad de Córdoba cuando luego de varias denuncias, y de 15 años de espera, vecinos de los barrios Renacimiento y Acosta descubrieron que el desagüe no estaba conectado a ninguna cañería.

El pasado viernes, desde la Municipalidad anunciaron las obras en ese sector del este de la ciudad de Córdoba. Dicha obra consiste en la reconstrucción del desagüe pluvial que tiene dos bocas de tormenta a cada lado de la calzada, en ese lugar se ejecuta la conexión con los caños de 600 mm de PRFV.

“Esta obra iba a cumplir 15 años con el desagüe colapsado, no funcionó nunca. Eso ocasionaba que el agua bajara y rompiera las calles, originaba focos infecciosos y otros problemas”, aseguró Eduardo Peralta, presidente del Centro Vecinal de Barrio Renacimiento.

Por su parte, el subsecretario de Infraestructura municipal, Juan José Tuninetti explicó: “Hoy estamos rehaciendo el desagüe pluvial que estaba sin comunicación entre las cámaras y el desagüe principal. No había caño, en su lugar había tambores de chapa de 200 litros que estaban totalmente tapados y destruidos”.




Comentarios