La crisis crece en Córdoba y se potencia todavía más con esta cuarentena que dejó a miles de trabajadores sin sus ingresos, por lo que el "rebusque" se vuelve tan necesario que muchos no pueden respetar el aislamiento que imponen las autoridades.

Así, un día volvieron los manteros al área peatonal, para ofrecer distintos productos en una venta ambulante que no está autorizada y que es reprimida por la Municpalidad de Córdoba, que montó un operativo para impedir el desarrollo de esta actividad de la economía informal.

En la tarea se vio incluso al secretario de Gobierno, Miguel Siciliano, quien participó en el operativo de control, en calles peatonales muy tradicionales de la ciudad como las San Martín y 9 de Julio.

Funcionarios municipales echaron a vendedores ambulantes del centro cordobés.

Los funcionarios municipales trabajaron con la protección de efectivos de Policías, ante el reclamos de los manteros que piden que se les permita trabajar para poder llevar el sustento a sus familias.

"Hace 38 años que soy vendedor ambulante porque necesito trabajar y vienen y nos quieren sacar las bolsas. Si es por protocolo, por una cuestión sanitaria, tendrían que sacar a la mitad que está en el Centro", dijo uno de los vendedores al diario La Voz.

A su lado, una colega de rebusque exresó: "sí, es ilegal, pero tenemos necesidad para comer. Somos poquitos, queremos vender. Hace de la época de Alfonsín que vendo en la peatonal y ahora nos quieren correr", expresó.

Por su parte, del otro lado de la cosa, Siciliano comentó que “recorrimos todo el Centro y podemos decir que no hay manteros. Hay un control estricto y está liberado de manteros. Este es un trabajo que se hizo con funcionarios, promotores de convivencia y algunos inspectores de Control Integral de la Vía Pública”, dijo y anticipó que sus operativos continuarán en los próximos días.