Este jueves es el día clave para poner fin a un paro histórico que no tiene antecedentes en Córdoba, donde las rutas provinciales han quedado sin transporte de pasajeros por 55 días, que se cumplirán el viernes.

Tras haber firmado un acuerdo en el que aceptaron percibir solo el 75 por ciento de los sueldos correspondientes a los meses de abril y mayo, los choferes esperan cobrar sus sueldos este jueves 3 de junio y así poner fin a la interminable medida de fuerza que iniciaron a las 0 del 13 de abril, en reclamo por la falta de pago de sus salarios.

"La gente la ha pasado muy mal", es la reflexión que deja Emiliano Gramajo, titular de Aoita, en diálogo con Vía Córdoba.

Esperanzado en abrir una nueva etapa, el sindicalista dijo que tras haber firmado un acuerdo con las empresas este lunes, sólo resta esperar que este jueves estén acreditados los sueldos que reclaman y de ser así, el paro habrá terminado y estarán listos para volver al trabajo.

"Ahora la pelota la tienen ellos", grafica para indicar que la solución será con el depósito de los salarios, aunque hay un camino largo por delante ya que en junio continuarán las conversaciones, para ver si el salario de este mes se paga al 100 por ciento.

Además, sobre la actividad pesa la prohibición que dispone Transporte de la Nación sobre los recorridos mayores a 60 kilómetros, que no se pueden hacer hasta septiembre.

Esta limitación afecta las tareas de unos 3.500 choferes cordobeses y pone un manto de incertidumbre sobre el futuro, pero por ahora en el acuerdo "está firmado el compromiso de estabilidad laboral por los próximos seis meses", dice Gramajo.