En una Córdoba sin transporte y sin soluciones a la vista llegan más noticias que desaniman, como las declaraciones surgidas desde lo más alto de la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros, donde dicen que la ven muy difícil para pagar los sueldos este mes.

El salario está en el centro de la discusión ya que por estas dificultades toda la provincia de Córdoba está sin colectivos desde el 13 de abril mientras que la capital provincial finaliza ya su tercera semana de paro de choferes.

Sobre estas dificultades, Gerardo Ingaramo, vicepresidente de FATAP razonó que "todos tienen un poco de razón, pero el problema hoy es la pandemia y la caída de la recaudación", comentó en declaraciones a radio Cadena 3.

En cuanto a la conformación de los gastos empresarios y el aporte del erario público, Ingaramo dio a entender que necesitan más ayuda del Estado, en forma de subsidios: "los 6.500 millones de pesos que eran para todo el año los repartieron en cuatro meses", dijo en alusión a los subsidios, que están en el centro de los reclamos para ver si se puede destrabar el conflicto que ya es histórico en la provincia de Córdoba.

Así las cosas, el panorama se vuelve más desalentador mientras cientos de miles de cordobeses están incomunicados por el paro total de los choferes de los gremios Aoita y UTA, en la capital provincial.