El gremio sigue su plan de lucha contra el recorte salarial del intendente Martín Llaryora.


El conflicto entre el intendente Martín Llaryora y los trabajadores municipales se enciende cada vez más y se esperan días de máxima tensión en Córdoba, aun con la cuarentena obligatoria impuesta desde el gobierno central.

Tras la marcha del miércoles, el gremio municipal Suoem está en pie de guerra y este jueves ha anunciado por distintos canales que llevará su reclamo a todos los rincones de la ciudad, desde ya, sin esperar.

En el ojo de la tormenta está la polémica ordenanza creada por Llaryora y aprobada por sus concejales, que en un mismo movimiento modifica salarios y condiciones laborales de manera unilateral y sin discusión entre las partes.

El nuevo instrumento aplica recortes de hasta el 20 por ciento de los salarios, al cambiar la jornada laboral, reducir el básico y los adicionales que se calculan sobre éste.

En pie de guerra, los trabajadores municipales presentaron hoy un refuerzo de su plan de lucha, que continuarán llevando a las calles aun en la pandemia.

En tal sentido, voceros de Suoem confiaron que a partir de este jueves comenzarán a llevar sus protestas a todos los rincones de la ciudad ya que hasta ayer sólo se habían manifestado por calles céntricas aledañas al Palacio Municipal 6 de Julio.

Las protestas también podrían hacerse presentes en los distintos actos ofiales que realicen los funcionarios, confiaron los portavoces gremiales al Diario Sindical.

Paralelamente, el gremio continuará con su batalla judicial, para conseguir frenar los recortes que comenzarán a verse con los recibos de sueldo de mayo.




Comentarios