El gremio se movilizó hasta el Palacio 6 de Julio, tras el fracaso en el Ministerio de Trabajo.


El gremio de la UTA se movilizó en la tarde noche de este jueves hasta el Palacio Municipal 6 de Julio con la intención de que los recibiera Martín Llaryora.

El Intendente finalmente no accedió a la reunión con los representantes de los choferes, quienes avisaron que no se irían sin una respuesta, en una manifestación de unas 500 personas en plena cuarentena.

Ante esto, pasada las 20 el Secretario de Movilidad Urbana, Marcelo Mansilla, recibió a los gremialistas.

La protesta de los choferes se dio tras el fracaso de la audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación, por el prolongado paro de transporte de pasajeros. En Córdoba y en el interior del país.

La medida lleva 14 días y sigue por tiempo indeterminado, pero los choferes decidieron marchar hasta el Palacio Municipal.

Después de 15 días de conflicto, el gremio acentúa la protesta con movilizaciones.




Comentarios