Carlos Franco fue sorprendido en un control policial en Barrio General Paz y se le encontraron tres gramos de estupefacientes. Igualmente, no quedó detenido.


Aunque la actividad deportiva está en pleno parate por la pandemia de coronavirus, Belgrano está en boca de todos este lunes. El motivo es que el arquero del club, Carlos Franco, fue sorprendido por la Policía en horas de la madrugada, que halló en su vehículo clorhidrato de cocaína.

Fuentes policiales confirmaron el hecho, que ocurrió a las 2.52 de la madrugada de este martes: “Patrullas del Distrito 7 de la Policía procedieron al control de un vehículo en el patrullaje preventivo, conducido por Carlos Franco. Se secuestró en el interior del rodado, bajo el asiento del acompañante, una bolsa de nylon con tres gramos de clorhidrato de cocaína“.

Por fortuna para el arquero, si así se la puede llamar, Franco no quedó detenido porque la cantidad hallada se considerada de consumo personal.




Comentarios