Reconocen que la modalidad "delivery" es un avance, pero es insuficiente.


Una gran cantidad de comercios y actividades volvieron a atender en Córdoba con la flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio que otorgó el Gobierno provincial a través del Centro de Operaciones de Emergencia (COE). Pero algunos volvieron a medias, ese es el caso de las concesionarias de vehículos.

En este sentido, desde la Cámara del Comercio Automotor de Córdoba (CCAC) solicitaron al COE que permita a las agencias multimarcas y concesionarias la apertura para la atención al público con turnos; igualando las condiciones otorgadas a otras actividades como la inmobiliaria. Sólo se autorizó la entrega de unidades a través de la modalidad delivery.

“La comercialización de vehículos es una de las actividades con menor afluencia de público a los salones, los cuales son amplios y permiten respetar el distanciamiento de dos metros y cumplimentar el protocolo sanitario y de seguridad”, explicaron desde la CCAC.

Y agregaron: “A su vez, es limitada la cantidad de veces que el cliente tiene que ir a los salones, ya que los procesos implementados permiten resolver gran parte de manera virtual y la documentación a través de gestores”.

“El pedido de implementar la modalidad delivery se realizó cuando era la única opción para operar que tenía el comercio y nuestra actividad comercial no había sido incluída. Hoy la situación cambió a raíz de que en la fase 4 se autorizaron aperturas de comercios y no fuimos incluidos. Exigimos un trato igualitario con otras actividades, pudiendo abrir con turnos”, indicó Ariel Ruiz, presidente de la Cámara.

“El hecho de tener limitada la operatoria está afectando aún más a la actividad que estaba complicada y limita las gestiones de créditos, peritaje y operaciones comerciales”, enfatizaron.

La institución presentó un protocolo, que incluye la modalidad delivery y la atención en salones, y capacitó a los socios en la implementación.




Comentarios