La mujer estuvo internada seis días y completamente aislada. Uno de sus hijos vive en Córdoba.


Las historias por casos de coronavirus tienen su peor cara cuando se habla de aquellas personas que deben quedar internadas, es que las mismas quedan aisladas completamente y sin contacto con sus familiares. Esto le pasó a una cordobesa que quedó internada en España y temió por no volver a ver a sus hijos y nietos.

El caso corresponde a Carmen, una mujer de 67 años que comenzó a sentir síntomas al arribar al país europeo, pero que por no presentar fiebre, decidieron que vuelva a su hogar. Como el cuadro empeoró los médicos decidieron internarla y aislarla.

“Me dio un ataque de ansiedad porque pensé que nunca más iba a ver a mis hijos y mis nietos. Es que te aíslan, no podés ver a nadie, estás encerrada sola, entre cuatro paredes y cuando alguien ingresa para atenderte parecen astronautas”, reconoció la mujer a El Doce.

Uno de sus hijos, Nicolás, vive en Córdoba y también se mostró preocupado por el cuadro de su madre. “Hay que ser realista, una mujer de 67 años y con sus antecedentes, pensé lo peor”, se lamentó. Por su parte, otra de las hijas de la mujer vive en Lloret de Mar, a 70 kilómetros de Barcelona.

Carmen permaneció durante seis días internada hasta que le dieron el alta. Aún así, sigue en recuperación: “A pesar de los problemas que tengo, estoy saliendo a flote, poco a poco, día a día, todavía me quedan 15 días pero ya no estoy en el hospital”, relató.




Comentarios