Cuando se está por cumplir una semana desde que comenzó el aislamiento total, preventivo y obligatorio para evitar un pico de contagios de coronavirus COVID-19, en Córdoba ya suman 1983 los detenidos por no cumplir la cuarentena.

Según informaron desde la Policía de Córdoba durante el jueves hubo 238 detenciones.

A su vez indicaron que se intensificaron los controles en la vía pública, principalmente en los puentes de acceso a la ciudad donde se controla auto por auto. Mientras que en el trasporte público un agente sube a la unidad y controla a los pasajeros.

"Hay veces que nos hemos encontrando con familias enteras y criaturas trasladándose de un lado a otro. Esas situaciones son injustificables", declaró el comisario mayor, Gustavo Piva, a Radio Mitre.

"En primera instancia se le pide que deponga la actitud, se le explica la situación y se le solicita que retorne a su vivienda. Si no accede se traslada a la unidad judicial", agregó el también director general de seguridad capital.