El colombiano tiró pasos tras la sesión de entrenamientos en casa. Pero el sábado a la noche apareció rival.


En medio de la cuarentena para hacer frente a la propagación del COVID-19, Talleres, como otros clubes, siguen subiendo contendidos de entretenimiento a las redes para sus seguidores.

Por ejemplo, el baile de Dayro Moreno al completar la sesión de entrenamientos en su casa.

Y este sábado le encontró rival, con el brasileño Guilherme Parede, refuerzo que llegó con gol a barrio Jardín y que también lleva la música en la sangre.




Comentarios