Aprovechando la confusión y hasta el miedo de muchos, los vivos de siempre han aplicado una modalidad para entrar a robar, simulando ser médicos que vienen a tomar la fiebre, en un ficticio operativo de prevención del coronavirus.

Esta operativa ya ha causado algunas denuncias en Córdoba, por lo que la Policía ha lanzado una advertencia a los vecinos para que estén alertas y no permitan el ingreso de extraños a sus viviendas.

Según la comunicación, estos amigos de lo ajeno le apuntan a las casas de los adultos mayores , las víctimas preferidas de esta clase de malvivientes.