Con el fútbol español suspendido por la propagación del coronavirus, los futbolistas buscan la manera de sobrellevar las horas libres.

En el caso de Franco Vázquez, jugador del Sevilla y surgido en Belgrano, encontró una divertida manera de ayudar a su esposa en los ejercicios físicos.

En el verano pasado el Mudo contrajo matrimonio en su Carlos Paz natal.