"Me comentó que había estado en este robo" dijo el empresario sobre el encuentro que mantuvo con el detenido Ariel Murúa Rodríguez.


Una nueva audiencia por el trágico tiroteo que se produjo en el barrio Nueva Córdoba en febrero de 2018 se llevó a cabo este miércoles y quienes estuvieron cara a cara fueron el empresario Jorge Petrone y el acusado Ariel Murúa Rodríguez.

En la sala de la Cámara 8ª del Crimen, de Tribunales 2, Petrone habló sobre la confesión que el acusado Murúa Rodriguez le habría realizado durante un traslado en un camión penitenciario.

Eso complicó al detenido porque había dicho que no participó del atraco en el que terminó muerto el policía, Franco Ferraro y los delincuentes Rolando “el Ciego” Hidalgo y Ricardo Serravalle.

Petrone, titular de la constructora Gama SA, se encontraba detenido y cumpliendo condena por usurpación de un terreno. Por ese entonces coincidió en un traslado con Murúa Rodríguez, allí se habría dado el diálogo.

“Viajamos los dos solos, por lo menos 15 o 20 minutos. Me comentó que había estado en este robo, que había estado prófugo con la señora y el hijo, que estaba muy arrepentido, preocupado porque tenía un hijito muy enfermo, creo que por un problema en las piernas”, declaró el empresario.

Y profundizó: “Me contó detalles del robo, pero me lo contó porque quería que yo le diera una mano, porque se había quedado sin plata y por la salud de su hijo”.

A su vez, Petrone dio ciertos detalles del dinero que iban a buscar los ladrones. “Yo no lo recuerdo muy bien, lo he declarado anteriormente, no me acuerdo cómo entraron…en una heladera había 400 millones de pesos en cheques, pero que él no los llevó, no recuerdo de quiénes eran”.

A su vez, luego de una intervención del fiscal Almirón, el empresario también habló del dinero “en efectivo”. “Había como 26 millones de pesos en un sobretecho, pero tampoco se los pudo llevar porque ya estaba llegando la Policía”, aseguró.




Comentarios