Los representantes del sector aseguran que están en una situación crítica y que el auxilio del Gobierno nacional es "insuficiente".


Las idas y vueltas por el otorgamiento de subsidios por parte del Gobierno nacional hacia el sector del transporte público para el interior del país sumó este jueves otro capitulo que no le hace ninguna gracia a los usuarios del servicio.

Pese a que el subsecretario de Transporte de la Nación, Gabriel Bermúdez, confirmara que los envíos seguirán llegando a las provincias, desde la Federación de Empresarios del Transporte (Fetap) salieron a aclarar que el anuncio no les llegó de manera formal y que, de concretarse, “no resolverá el problema”.

“Si se caen los aumentos tarifarios, estamos complicados”, resumió Enzo Noriega, el presidente de la entidad.

“Lo que vamos a recibir es 20 pesos por compensación en litro de combustible y 15 mil pesos por trabajador. Eso en nuestras cuentas en Fetap en caso que tenga que compensar el aumento de tarifas, no resuelve el problema”, dijo.

En ese sentido, Noriega indicó que las empresas de interurbanos insistirán con el pedido del 23 por ciento de aumento, antes de que se realice cualquier congelamiento tarifario.




Comentarios