Llegaron a un acuerdo con la Municipalidad para mantener ese esquema salarial que estaba en duda.


EFinalmente, el Sindicato de Municipales de Córdoba llegó a un acuerdo con la administración de Martín Llaryora y los empleados seguirán cobrando bajo la denominada “clausula gatillo”.

Ese sistema fue acordado con bajo la intendencia de Ramón Mestre y permite la actualización automática de sus salarios de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor.

Luego de varias reuniones con el Ejecutivo se llegó al acuerdo de que “la inflación de noviembre va a ser pagado con el sueldo de diciembre”.

Según indicó Damián Bizzi, vocero del sindicato, esto significa un aumento del 4,29 por ciento.

Además, de acuerdo a la negociación, “la inflación de diciembre se cobrará en febrero”. La diferencia en este caso es que ese aumento no será remunerativo sino hasta el mes de abril, señala La Voz.




Comentarios