Dispuesto por decreto, es por la "marcada disminución de trámites y gestiones en distintas áreas" en ese lapso. Mantienen las guardias mínimas.


Del 2 al 31 de enero próximo regirá un receso para la administración pública provincial, dispuesto a través del Decreto 2002-19 del Gobierno de Córdoba.

La medida se fundamenta por una “marcada disminución de trámites y gestiones en distintas áreas del Gobierno Provincia”, durante este período.

Durante este lapso se otorga la correspondiente licencia anual a los empleados. Con  excepción del personal que resulte necesario afectar a guardias mínimas para el cumplimiento de las tareas consideradas indispensables.

El receso no alcanza al Banco de Córdoba ni a las entidades financieras provinciales.

En tanto, no están alcanzados por el asueto los agentes de la Secretaría de Transporte, la Dirección de Policía Ambiental y las áreas y el personal que a tal efecto se designen.

Agentes del Ministerio de Salud que tengan tareas esenciales, agentes del Ministerio de Seguridad, la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), Servicio Penitenciario, Ministerio de la Mujer, escuelas de ciclo especial de verano, agentes del Ministerio de Finanzas, entre otros.




Comentarios