Ocurrió en el interior de la provincia. José Luis Sosa juega en la Primera de San Carlos de Los Surgentes y se desplomó en pleno encuentro. Un fanático de la tribuna fue su salvador.


Una historia de ribetes cinematográficos ocurrió este fin de semana en una de las ligas regionales de fútbol del interior de Córdoba, más concretamente en el sur de la provincia.

Todo comenzó con un dramático episodio ocurrido en la Liga Regional del Sur, en la cancha de Atlético Guatimozin.

En ese lugar, un jugador de la primera del equipo visitante, José Luis Sosa quien juega en el San Carlos de Los Surgentes, se desplomó en pleno partido y mientras estaba trotando.

José Luis Sosa, el jugador que sufrió tres paros cardíacos en un partido en la Liga del Sur de Córdoba.

Apenas habían pasado 20 minutos desde el inicio del cotejo y la desesperación ganó a todos, incluida a su madre que estaba en la cancha, en el sector de las tribunas, alentando a su hijo.

Precisamente desde ese lugar apareció una suerte de “ángel de la guarda” de José porque si bien los servicios de emergencia tardaron muy poquitos minutos en llegar, la labor de una persona que estaba en en lugar indicado en el momento justo, podría decirse que “le salvó la vida”.

Fue nada menos que Luis Somoza, un hincha-médico que había ido a ver a su equipo del cual fue directivo e integrante del cuerpo de asistencia sanitaria y que cuando vio a Sosa en el suelo sabía exactamente lo que estaba pasando.

“En el lugar estaba presente la paramédica para asistencia médica y yo estaba en la parte alta de la tribuna; y al ver como se desvanece el jugador sentí que podía ser algo grave y que la paramédica podía necesitar ayuda inmediata y me tiré de la tribuna, empecé a correr, hice entrar la ambulancia, y corrí hasta el lugar donde estaba el jugador”, dijo el galeno al medio local Red Panorama.

Luis Somoza, el médico que se arrojó de la tribuna para salvar al jugador en pleno partido. (Foto Red Panorama)

“Me encuentro con que el jugador estaba en paro cardiorespiratorio sin signos vitales y de inmediato comencé con las maniobras de reanimación junto a un agente de policía que realizaba servicios adicionales que hacia respiración boca a boca. El jugador salió del primer paro”, contó el médico.

“Después de tres paros cardiacos adentro de la cancha vimos que tenía pulso y que estaba en condiciones para ser trasladado a un centro de mayor complejidad”, finalizó.

Sosa no sólo salió de estos tres paros cardíacos sino que además fue internado en el Hospital de Río Cuarto y además, se recupera de manera favorable. Fue pasado a sala común y en cualquier momento le dan el alta.




Comentarios