El niño forma parte de los partidos de la Novena del equipo e ingresa al final del juego para hacer su tradicional "gol de cierre" que desata locura, festejo y mucha emoción. Mirá el video.


Sin dudas, el fútbol tiene muchas cosas que emocionan y que llenan el alma. Gestos únicos que perduran en el tiempo y que serán recordados con emoción y respeto con el paso de los años.

Más aún cuando ese tipo de acciones llegan desde los más pequeños como una manera de fomentar la solidaridad y sobre todo la inclusión de todo aquel que guste de jugar a la pelota.

La Novena División del club cordobés Barrio Parque es un ejemplo de ello.

Cada vez que termina un juego, más allá del resultado, ingresa al campo de juego Lorenzo Barzola, un niño con Síndrome de Down quien lleva a cabo lo que se ha transformado en una ceremonia: su gol de cierre.

Este fin de semana, por los cuartos de final de la Zona Plata del Torneo “Valesanito”, que se jugó en San Jerónimo Norte, provincia de Santa Fe, su equipo había perdido la instancia clave para pasar de rondo con El Dorado de Misiones por la mínima diferencia.

No obstante ese resultado los jugadores verdes festejaron el tradicional ingreso de Lorenzo Barzola y el ritual del gol, que hasta tuvo este relato conmovedor y que provocó los aplausos de todos los que estaban presenciando el torneo.

Horas más tarde, los organizadores reconocieron a Lorenzo como la revelación del campeonato y le dieron un merecido premio. 




Comentarios