El cordobés tuvo un buen comienzo de partido pero el escocés se lo dio vuelta. La reacción de Juan al perder un game.


Juan Ignacio Londero vivió este lunes su debut y despedida en el Masters 1000 de Shanghai. El cordobés tuvo un buen comienzo de partido ante Andy Murray y le ganó el primer set, pero el escocés comenzó a mostrar todo su poderío.

La victoria fue para el británico por 2-6, 6-2 y 6-3, en un partido que duró dos horas y 18 minutos. El ex número uno del mundo, ya recuperado de la severa lesión en su cadera, se quedó con el segundo parcial y encaminó su triunfo casi sin sobresaltos en el tercero.

En la remontada, Murray se quedó con un game y el Topito no se perdonó este resultado. Se fue al descanso y en la silla comenzó a darse fuertes cachetadas mientras se recriminaba su actuación.




Comentarios