La pelea de los hermanos contra esta enfermedad se convirtió en un símbolo en Argentina. Hoy están recuperados y se sumaron a una nueva campaña.


Su historia conmovió a todos durante mucho tiempo en Argentina. Y gracias a ellos conocimos el nombre de una enfermedad: adreunoleucodistrofia.

Los hermanitos Bustos Fierro lograron superarla gracias a la ayuda solidaria de miles de personas que sumaron su granito de arena para que pudieran tratarse en Estados Unidos y lograr una mejor calidad de vida.

Hoy, Agustín, Joaquín y Matías se encuentran realizando una vida como la de cualquier joven de su edad.

Y este mes, ellos y su familia se pusieron al hombro una campaña por “Un Mundo sin Leucodistrofias”. Y grabaron este video.




Comentarios