"La respuesta fue nula", se quejó el secretario de Servicios Públicos ante el caos que fue Córdoba por la llegada de Uber. Una fiscal dijo que se "despejó" el ingreso al Aeropuerto.


El desembarco “de pecho” de Uber en Córdoba promete tela para cortar durante varios días. Por decir un caso nomás, este martes ya hubo un cruce entre la Municipalidad y la Justicia, luego de un lunes donde la ciudad fue un infierno por los piquetes de taxistas y remiseros en puntos neurálgicos.

No hubo actuaciones judiciales ni policiales para evitar los piquetes al menos en el centro capitalino, que en algunos casos incluyeron agresiones y ataques contra otros taxistas y remiseros que decidieron no plegarse al paro.

Ante esto, el secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, Pablo Farías, criticó al Poder Judicial al sostener que fueron “observadores” del caos en la ciudad. Y que el propio Ramón Mestre pidió que despejaran los espacios tomados, pero la respuesta “fue nula”.

“A las 15, el intendente Ramón Mestre pidió auxilio, le encomendó al asesor letrado que le pidiera a la Fiscalía general liberar los puentes, el aeropuerto y la terminal y la respuesta fue nula”, aseveró el funcionario en Mitre Córdoba.

La emisora radial consultó luego a la fiscal Claudia Palacios, quien dijo que ella, por jurisdicción, sólo podía abocarse a la zona del Aeropuerto, y que “despejó” el ingreso para los pasajeros.

“La Policía debía actuar preventivamente, y lo hizo bien”, aseguró Palacios, pese a los reclamos de pasajeros que debían llegar caminando al Aeropuerto por los bloqueos.

Sobre los otros espacios cortados (Terminales de Ómnibus, Colón y General Paz, puentes Sarmiento y Centenario, entre otros) dijo que no eran su “jurisdicción”, y que no puede opinar sobre el accionar de otros fiscales.

Aclaró, de todos modos, que no hubo detenidos ni imputados por las protestas, pero que están tratando de identificar particularmente a un hombre que arrojó una piedra.

Añadió que este martes habrá una reunión con otros fiscales para tratar de trabajar “mancomunadamente”. 





Comentarios