"No me fui por tener un bajo nivel", sostuvo el volante ofensivo. Está en la final por el ascenso con Central Córdoba y elogió al Sapito Coleoni.


Un gol de Nahuel Luján puso a Central Córdoba de Santiago por primera vez en la final por el ascenso a Primera División.

A préstamo, el Gato señaló que debe volver a Belgrano pero que no sabe si se quedará. Y sobre el club de Alberdi reconoció: “Es una espina clavada”.

En diálogo con Futbolémico por Radio Impacto, también remarcó: “No me fui por un bajo nivel”. Y admitió: “He mejorado mi juego, termino mejor las jugadas”.

A punto de disputar la final con Central Córdoba frente al Sarmiento de Junín de Guille Farré, el Gato ponderó el trabajo del DT Gustavo Coleoni.​




Comentarios