Ricardo Birn intentó hacer cumbre en el techo del mundo pero a los 8400 metros tuvo complicaciones y decidió volver. 


Desde hace mucho tiempo Ricardo Birn se preparó para cumplir con el objetivo de hacer cumbre en el Monte Everest. Pero esta vez tampoco pudo ser para el cordobés.

Al llegar a los 8400 metros de altura, Ricardo tuvo que tomar la decisión de bajar. La cantidad de gente haciendo cola para subir hizo que no aguantara el frío y después de una pequeña nevada sus dedos empezaran a congelarse. Y como para un buen montañista, la prioridad es la salud, desistió de seguir.

La noche del miércoles 22 fue rescatado desde campo 3 y afectado de un edema pulmonar que lo hizo sentir cerca de la muerte.

Una vez rescatado y en el hospital, Birn escribió en sus redes sociales: ” Bueno gente querida. Ahora si va la posta de lo sucedido en estos días. Ya que estoy en el hospital con pronóstico Real: edema pulmonar fuerte, infección en los y pleura muy inflamada. Muchos me decían que por ser la segunda vez y por lo preparado que estaba, se tenía que dar sí o sí. Yo sabía que le estaba poniendo todo lo necesario y que me bancaba muchas cosas para dejarlo todo. Pero es un ochomil. Es el más alto del planeta, y te lo hace saber a cada rato. Me tomé todas las precauciones de corregir todo lo posible”.

Y siguió: “Cumplía con las medicaciones preventiva. Pero cada vez que me metía al peligroso khumbu. Reaparecía aquel problema bronquial que tuve la vez pasada. Pero venía bien. Mejorando la performance de la vez pasada en cada ascenso de aclimatacion. Y acostumbrandome a la Soledad. Y conectando bien con mi sherpa, eso daba confianza. Pero en el medio. Veía una superplobacion en cada trayecto. Habiendo colas eternas y muriéndome de frío y sabia que el día final si no estaba más rápido que los demás. No se si lo bancaria jugarse a quedar con secuelas por estar tanto en la zona de la muerte”.




Comentarios