El Gobierno de Chajarí, por intermedio de la Dirección de Educación, alquiló dos departamentos totalmente equipados en la ciudad de Paraná para que funcionen como residencia estudiantil. En el lugar, ubicado sobre Avenida Churruarín, podrán alojarse 10 estudiantes.

Según se informó desde la gestión municipal, se invirtió un monto mensual de 45 mil pesos, lo que implica un aporte de 540 mil anual de alquiler para las dos unidades habitacionales. Para gestionar la estadía en la residencia, los interesados deben dirigirse al Honorable Concejo Deliberante de lunes a viernes de 7 a 13, o llamar al teléfono: (03456) 423324. También se puede tramitar en Casa Salvarredy (Sarmiento y Bolívar). El trámite es gratuito. Luego de las inscripciones, la Comisión Evaluadora evalúa cada caso antes de confirmar la estadía, con visitas de una Asistente Social a la familia del estudiante para establecer el orden de prelación.

Requisitos

Aquellos estudiantes interesados en acceder a la residencia estudiantil deberán reunir las siguientes condiciones:

  • Registrar domicilio permanente en la ciudad de Chajarí, con cinco años de antigüedad.
  • Los ingresantes de primer año deberán presentar Certificado de Aprobación de Enseñanza de Nivel Medio y Constancia de Inscripción a la carrera de Enseñanza Superior o Universitaria, en la ciudad de Paraná o en la ciudad de Santa Fe.
  • A quienes ya se encuentran estudiando alguna carrera, se les solicita ser alumno regular de Institutos de Enseñanza Superior o Facultades de las Ciudades de Paraná o Santa Fe, y deberán presentar en los meses de marzo, julio y diciembre certificado de alumno regular y/o analítico de materias aprobadas a la carrera que está cursando. Deberán acreditar como mínimo la aprobación del 70 por ciento de las materias del año académico correspondiente, entregando constancia hasta el día 10 de marzo de cada año como fecha límite.

Se informó además que se establece un monto mínimo de alquiler que abonan los chicos, en materia de “alquiler simbólico”, si se tienen en cuenta los costos actuales y reales que se abonan en estas cuestiones. De la misma manera, los estudiantes deben abonar los gastos comunes (luz, gas, cable, internet, etc.). Por su parte, el Municipio se ocupa de pagar los impuestos inmobiliarios, el servicio de agua y el alquiler.