Paula González tiene 22 años y es oriunda de Federación; hace un año y ocho meses fue trasplantada de corazón y pulmones. Pero el camino no le fue sencillo, durante casi cuatro años esperó por los órganos que necesitaba para seguir viviendo. Entró en emergencia nacional 23 días antes de ser trasplantada y después de un tiempo de tratamiento postrasplante pudo regresar a su ciudad natal donde comenzó la rehabilitación.

Como parte de la búsqueda por recuperar su calidad de vida, la joven comenzó a entrenar en el grupo IC. Es por eso que el sábado pasado corrió la Maratón Aniversario de Federación y logró atravesar la línea de llegada de los 5 kilómetros. “A la carrera la sufrí un poco pero la terminé”, dijo a Chajarí al Día. “Ahora puedo tener una vida normal, puedo entrenar, tratar de terminar el colegio. Es cuestión de tiempo, a que mi cuerpo se acostumbre al trasplante. Es como empezar de cero. Para mi fue un gran logro”, expresó tras finalizar la carrera.

Consultada acerca de la opinión de sus médicos, Paula contó que ellos “hicieron una gran hazaña para lograr este trasplante y ahora están impactados y se sienten orgullosos”.

Finalmente, y en relación a la donación que le permitió seguir viviendo, la joven federaense contó: “Me siento completa, estoy haciendo lo que soñé. La importancia de la donación de órganos es darle vida alguien más. Conocí a la familia de mi donante, les agradecí personalmente. El día que nos conocimos completamos una parte que faltaba. Su mamá me dice que se siente completa, le da tranquilidad ver que otra persona puede lograr cosas con los órganos de su hijo”.

Paula fue trasplantada de corazón y pulmones hace un año y ocho meses.Chajarí al Día