De cara al próximo inicio de clases el Municipio de Concordia coordina operativos de control para evitar festejos por el “último primer día” donde los alumnos acostumbran a reunirse en espacios públicos de la ciudad para celebrar el inicio del último año del colegio. Este año el contexto de pandemia impedirá que los jóvenes lleven adelante esta tradición.

“Las medidas restrictivas que ha tomado el intendente Alfredo Francolini y el COES local han dado buenos resultados, logrando achatar la curva de contagios, pero sigue siendo alta y lamentablemente en muchos casos letal para quienes contraen el virus. Por eso las medidas siguen vigentes, tenemos que seguir cuidándonos porque la pandemia no pasó”, señaló el secretario de Coordinación de Gestión Fernando Barboza.

El funcionario reconoció la preocupación que existe en el ejecutivo local tras una serie de mensajes recibidos por parte de padres de estudiantes secundarios, “quienes nos informaron que se estarían tratando de organizar fiestas en quintas para celebrar lo que se conoce como el Último Primer Día”, señaló Barboza a Río Uruguay. En relación a ello, expresó que preocupa “Por un lado que haya un sector de adolescentes que aún no hayan comprendido la gravedad de la pandemia, y que haya algunos padres que alienten en sus hijos conductas en contra de las normativas vigentes, poniendo en riesgo al conjunto de la población, inclusive a sus propios familiares. Pero también que haya dueños de casas quintas que quieran lucrar con esta situación. Es muy grave”.

Operativos de control

Barboza indicó: “Estamos trabajando desde las áreas de Inspección General, el COCIM y la Dirección de Seguridad Ciudadana para realizar operativos, en comunicación permanente con la Policía de Entre Ríos, para evitar la realización de cualquier tipo de fiesta del Último Primer Día en contra de lo que está permitido. En las fiestas que se detecten, se labrarán actas a los asistentes y se clausurará el lugar, dando intervención al Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, además realizaremos operativos en los accesos a la ciudad para detectar cualquier proceder que vaya en contra de la salud pública”.