En la madrudada de este domingo el personal de inspección general de la Municipalidad de Concordia con ayuda de funcionarios policiales de la comisaría tercera intervinieron en una fiesta clandestina que se estaba llevando a cabo en una vivienda de calle San Juan. En la misma mas de 35 jóvenes fueron identificados y se les notificó de la infracción al DNU vigente que prohibe este tipo de reuniones.

El hecho tomó mas gravedad cuando uno de los propietarios de la vivienda donde se desarrollaba la reunión comenzó a insultar a los agentes y al personal policial e intentó sobornar a un efectivo policial. Esto no hizo mas que motivar su inmediata detención. En tanto que se informó que no fue la única fiesta clandestina en la que tuvo que intervenir el personal municipal ya que en calle Guarumba al 260 se tuvo que labrar otras 22 actas por la misma falta.

Fiestas clandestinas en Concordia.

Las fiestas clandestinas son un problema ya para la ciudad en un marco de crecientes casos de Covid-19 y en donde el personal de salud del Hospital Masvernat está al borde de sus posibilidades. En tal sentido "No es que no haya más camas o más respiradores, sino que no hay médicos, no hay enfermeros, no hay mucamos que puedan atender a más camas y respiradores", indicó el médico Mauro Dodorico, titular de la Unidad de Terapia Intensiva.