Rápidamente se convirtió en un escándalo y en un bochorno en el ámbito de la provincia y que trascendió a nivel nacional. Sucede que en un control policial un conductor decidió hacer caso omiso al pedido de la policía de detenerse, por el contrario: decidió continuar su marcha, pasando un semáforo en rojo y los efectivos debieron correrse de su camino para evitar ser atropellados.

Cuando lograron detener el vehículo, se encontraron conque el conductor y su acompañante se encontraban en estado de ebriedad. la sorpresa fue cuando se identificó al acompañante, pues se trataba del presidente del Banco Chubut, Javier Alvaredo.

Javier Alvaredo dejará hoy de ser el presidente del Chubut.

El funcionario del gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, terminó en la comisaría porque, borracho, insultó y agredió a los policías que siguieron al auto tras darse a la fuga. Las agresiones de Alvaredo continuaron en la comisaría donde fue trasladado y sus insultos se viralizaron en las redes, lo que generó un nuevo escándalo a la golpeada gestión del gobernador Arcioni, luego de la agresión al presidente Alberto Fernández en su visita al sur.

“Sacate eso y peleá, puto”, se lo escucha decir al funcionario, notoriamente alterado, al increpar a los agentes policiales, ya detenido. Todo ocurrió pasadas las 4 de la mañana de ayer, cuando un operativo policial de control vehicular, ubicado en la esquina de las avenidas Roca y Gales, detectó un Volkswagen Up color blanco que hizo caso omiso a las señales de detención de la policía y realizó una maniobra riesgosa de evasión. Según el parte oficial, podría haber atropellado a los oficiales, si no reaccionaban a tiempo.

El escándalo puso en primera plana al Banco del Chubut.

Allí comenzó una persecución. El auto dobló y pasó un semáforo en rojo, pero fue finalmente interceptado. El vehículo lo conducía Hernán Egurza, propietario del canal local Madryn TV, quien, según la policía se negó a identificarse, a hacerse el control de alcoholemia y también habría insultado a los policías. Alvaredo iba de acompañante. De todos modos el funcionario provincial también terminó detenido. Es que, según el parte policial, el presidente del Banco Chubut se identificó como tal ante los agentes, los insultó -incluso con algunos epítetos sexistas contra una policía-, los filmó y fue más allá: “Incitando a reñir a los mismos”, describe el parte del operativo.