Se trata de una serie de medidas para limitar la circulación, entre ellas la de personas que no realicen tareas esenciales durante la madrugada, ante la preocupación de las autoridades nacionales y de los gobernadores por el aumento de los contagios de coronavirus y el riesgo de colapso en los sistemas sanitarios.

German Lagos, segundo jefe de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, explicó que “se prepara un esquema de control intenso en la ciudad en lo que será la nueva etapa y que incluirá patrullajes y operativos en diversas calles de Comodoro. También se extenderá a las playas de zona norte y sur, donde se reforzarán los controles”.

Se va restringir la circulación entre las 23 y 6 de la mañana” confirmó Lagos en un primer momento a La Petrolera.

“Ya tenemos el ejercicio hecho de todos los meses del año pasado, y vamos a volver a la misma modalidad, con operativos en distintos puntos de la ciudad y cuando se detecte alguna persona circulando fuera de horario, se le dará conocimiento a la fiscal federal que nos dará instrucciones para la imputación y secuestro de vehículo” y aclaró que “solo se permitirá la circulación de aquellos con empleos que sean esenciales”.

El jefe policial explicó que en la ciudad en todo este tiempo “no hemos tenido un auge de fiestas clandestinas como en otras ciudades” pero “la medida tiende a prohibir la juntada de gente en horario nocturno”. A partir de esto indicó que desde la fuerza policial se sumaran operativos en zona de playas de zona norte y sur “hay controles y los vamos a reforzar”.

Se intensificarán los controles de circulación nocturnaVía Comodoro

Sobre la capacidad de personal policial

Lagos comentó que la capacidad del personal policial, en la ciudad “está al límite como todo el año y tal vez peor porque es una época en donde se solicitan licencias”.

Sobre los casos de Covid-19 en los efectivos dijo que “si bien han bajado en todas las comisarias, el problema es que tenemos mucha gente en grupos de riesgos. Son 80 policías, ya sea por edad y enfermedad previa.

Eso nos acorta mucho la capacidad, pero los que están trabajando le ponen mucho empeño y responden a estos requisitos que se están planteando”.

“Ojalá que la situación mejore, que bajen los casos y podemos volver a una normalidad, pero esto va variando día a día y lo bueno es que los policías han sabido adaptarse a todas las situaciones” cerró.