Andrea Aguilera señaló que “la estrategia de todo el mundo ha sido testear y vacunar. Nuestro país ha demostrado incapacidad para proveernos de vacunas y hoy nos encontramos en esta situación. Sabemos que se trata de un recurso escaso en el mundo, sin embargo, los posicionamientos ideológicos le ganaron al bienestar de los Argentinos y es por ello que estamos todo el tiempo a la espera de dosis de vacunas a cuentagotas”

El ministro de Salud anunció las nuevas medidas.Prensa Chubut

“Nos volvemos a encontrar con restricciones fuertes a la circulación, nuevamente emitidas a través de un DNU, que continúan hundiendo aún más a una economía que ya se encontraba en una situación crítica después de casi un año de cuarentena durante el 2020. El Gobierno debe asumir un verdadero fracaso en la política sanitaria y enmendar su irresponsabilidad, pero no a costa de las libertades ciudadanas” sostuvo.

La diputada de la UCR no dudó en señalar que la vacunación ha estado “plagada de irregularidades”. “En Chubut tuvimos vacunatorios VIP, presos vacunados por fuera del plan de vacunación y pérdida de vacunas por pérdida de cadena de frio. Claramente, estamos hablando de un Gobierno que no ha podido articular medidas de acción conjunta entre las distintas áreas y ahora responde con aislamiento. Algunos Ministros parecen estar más ocupados en responder mensajes en twitter que gobernar con coherencia y responsabilidad. No es verdad que existen políticas pensadas para atender la concreta realidad de cada localidad. Se adoptan medidas generales, sin considerar las particularidades que envuelven a cada zona de nuestra provincia” dijo.

Los controles volvieron a las calles.Anónimo

Aguilera, autora del proyecto de emergencia educativa para Chubut dijo que “el cierre de las escuelas en toda la provincia es incoherente y, nuevamente, no considera la evidencia científica”.

“Están tirando por tierra todo el esfuerzo que están haciendo padres y docentes para reabrir las escuelas, contar con los recursos, aprobar y cumplir protocolos que muchas veces carecen de lógica; y lo peor, lo hacen inclusive en algunas localidades sin casos de COVID”

Continuó poniendo énfasis en el extenso periodo sin actividad escolar regular que viene signando los años anteriores “son cuatro años en los que nuestros niños, niñas y adolescentes no tienen actividad escolar regular y el Gobierno desconoce esta crisis. La educación no es una prioridad, como tampoco parece serlo el verdadero cuidado integral de las personas, hoy los niños vuelven a pagar con encierro la incapacidad de un Gobierno que vacunó presos antes que docentes” cerró.