Entre el precio del crudo y la pandemia, la actividad económica de la ciudad se vió fuertemente afectada. Un panorama que espera salidas a la crisis generada.


En Comodoro Rivadavia la economía está regida por la situación petrolera, de manera directa o indirecta. Todo se mueve en torno a esta actividad, que en el caso de tener una crisis afecta la región, algo que en este momento está sucediendo como causa propia de la industria y agravada por la situación del coronavirus.

Hablar del petróleo en la ciudad inevitablemente es hablar a su vez de la situación de la provincia. Es uno de los principales ingresos por las regalías petroleras, que este mes han tenido una baja del 55% y se estima que el próximo mes sea incluso menor, y no se descarta que incluso pueda llegar a ser cercano a un 0%. Así de grave.

El 10% de los trabajadores se quedarán cubriendo las guardias mínimas.

Alrededor de 14.000 trabajadores petroleros están vinculados de manera directa, a los que hay que sumarle aquellos que lo están de manera indirecta. Entre todos mueven el comercio de la ciudad, desde un kiosco hasta las entidades bancarias.

El problema no se generó solo con la cuarentena, apenas surgió la pandemia se comenzaron a tomar medidas en la industria que se profundizaron luego: 2/3 de los trabajadores dejaron de “subir” a los yacimientos. Luego se presentó otro problema: la baja del precio de barril de petróleo.

Petroleo y gas

De los 70 dólares que costaba el Brent –por el cual se rige el país- hace 3 meses, bajó a 14 dólares. Esa situación, más una rebaja en los sueldos de los trabajadores petroleros del 50%, generaron un combo explosivo para la ciudad.

Centro Comodoro

Disminuyó el ingreso de regalías al municipio, cayó el consumo –acompañado con cierre de comercios por cuarentena-, el próximo mes habrá problemas con pago de tarjetas de crédito y préstamos, pago de cuotas de planes de autoahorro; disminución de pago de impuestos –ya tiene un 35% menos informó el secretario de recaudación de la municipalidad-; los hoteles, que albergan muchos trabajadores del sector que arriban periódicamente a la ciudad, también están comprometidos, sumado a la crisis del turismo; la cadena se sigue extendiendo con las empresas de servicios petroleros y las pymes que no tendrán espaldas para pagar sueldos e impuestos.

La crisis del petróleo y el coronavirus ponen en jaque a Comodoro Rivadavia, por lo que se espera que las medidas que pueda adoptar Nación en cuanto a una rebaja de impuestos, ayuda económica y una posible Barril Criollo, sean una salida a esta crisis.




Comentarios