"Mi más absoluto repudio a la utilización de la sede de una junta vecinal municipal para inducir a niños que reciben una copa de leche a entonar cantos y consignas en contra del Presidente de la Nación". Así comenzaba un posteo el intendente de Esquel -Sergio Ongarato- visiblemente molesto por la situación que recorrió las redes y a la que comparó como una práctica nazi.

Twitter de Ongarato

"Esta práctica, realizada muchas veces pero que ahora grabaron, colisiona con la declaración universal de los derechos del niño que expresa que . . . el niño debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos y hermandad universal".

Facebook de Ongarato

"Esta es otra muestra más de la manipulación política de los niños en contra del gobierno nacional con la excusa de una taza de leche. Es la muestra del adoctrinamiento para la violencia política, el escrache, la intolerancia y el relato de una verdad a la medida de ellos".

"Estas cosas pasaron hace 70 años en la Alemania nazi y hace mucho menos en la Venezuela de hoy. Los resultados los conocemos"., finalizó Ongarato en su facebook.

La docente que grabó el video.

El video se grabó en un merendero comunitario que de lunes a sábados, en la sede vecinal del Barrio Cañadón de Bórquez, sirven la "Copa de Doña Rita". En las imágenes se puede apreciar a los chicos que están tomando sumerienda cantando "Vamos a volver"y también "Macri gato". La docente a cargo de los chicos recibió repudios y apoyos a ravés de ls redes sociales.