Una docente catamarqueña pide con urgencia el reconocimiento médico para que se le otorgue la licencia y pueda dejar de asistir a los establecimientos en los que trabaja, ya que padece una fibromialgia severa y Parkinson prematuro. Sin embargo las autoridades no le brindan respuestas y en su delicado estado de salud debe seguir trabajando.

Sus compañeros de trabajo difundieron un video en las redes sociales para dar a conocer su delicado estado de salud y pedir que pueda dejar de trabajar.

Se trata de la profesora Celia Bensadon quien fue diagnosticada con fibromialgia severa y parkinson prematuro, y sin embargo se ve obligada en esas condiciones a asistir a los establecimientos en los que se desempeña: Minería, Escuela 93, IES Clara  J Armstrong, IES la Merced, Galidez.

Sus colegas de la Escuela 93 postearon un video en el que Celia cuanta su difícil situación y pide ayuda.

En el video cuenta que se encuentra “en proceso de diagnóstico de una enfermedad neurológica”. También detalla que todo inició a hace tres años cuando comenzó a tener dolores, temblores y luego aparecieron problemas para hablar y para desplazarse.

“Estoy con problemas motrices severos, en las últimas dos semanas me caí 24 veces, varias en las escuelas”, contó.