El gobernador Raúl Jalil firmó el decreto por el que habilita, en la Etapa de Convivencia Amarilla, la apertura del turismo interno, desde el 10 de diciembre y el turismo externo, desde el día 14 de diciembre.

La medida se tomó a partir de las recomendaciones de la Comisión Sanitaria COVID-19, bajo el cumplimiento de los protocolos aprobados por el COE Provincia.

“En todo el país, el sector turístico fue uno de los rubros más afectados por la pandemia, por eso es necesaria su reactivación a través de la apertura del turismo interno y externo, implementando los protocolos de seguridad sanitaria pertinente”, subrayó el primer mandatario.

Además, Jalil dijo que la necesidad de avanzar en la reapertura gradual de actividades, siguiendo los protocolos sanitarios.

“Nuestro objetivo principal sigue siendo el mismo: cuidar el sistema sanitario local para dar atención adecuada a todos, tengan COVID o no. Esto se logra con el trabajo del Estado para garantizar la cobertura de salud, pero sobre todo, con el cuidado de la gente para evitar brotes de contagios que pongan en peligro la disponibilidad de camas. Si lo logramos, la reapertura va a poder afianzarse y, de a poco, retomar más actividades habilitadas”, aseguró el gobernador.

Por otro lado, el mandatario enfatizó las ayudas que se han brindado al sector de turismo para sobrellevar la pandemia con financiamiento para sostener la planta de empleados.

“Hemos trabajado mucho para que el turismo pueda mantenerse en pie durante la pandemia, aportando fondos para auxiliar a cada operador y mantener los puestos de trabajo. La reapertura del turismo es un paso necesario, más en esta época del año, y nos corresponde a todos cuidar lo que hemos logrado con esfuerzo”, expresó Jalil.