Una de las principalñes preocupaciones que hay tanto para el sector político como para los ciudadanos en la provincia tiene que ver con los tarifazos y en ese sentido, el intendente de Belén, Daniel Ríos firmó un decreto en el que declaró la emergencia tarifaria.

Entre los motivos brindados, el jefe comunal sostuvo: "Los servicios públicos domiciliarios de agua, luz y gas son indispensables para garantizar el derecho a la salud y la vida digna. Los aumentos de energía eléctrica autorizados por el Poder Ejecutivo Provincial y Nacional, desde diciembre de 2015, acumulan un extraordinario incremento de un 1800%"

"Los aumentos en las tarifas son muy superiores a la suba de los ingresos de la población, lo cual conduce inexorablemente a la prbreza energética. Impactan sobre los sectores más vulnerables de nuestra sociedad", consideró.

Finalmente, Ríos solicita a EC SAPEM fijar las medidas necesarias para retrotraer el costo de la energía eléctrica a los valores establecidos en diciembre de 2017, informó El Esquiú.