El frente opositor se está armando y todavía no devela el nombre del candidato que irá por la gobernación en las elecciones provinciales de octubre, que se desarrollarán en conjunto con las nacionales, aunque uno de los grandes candidatos para postularse por el Frente Cívico y Social-Cambiemos, es Rubén Manzi.

El diputado provincial sería el favorito de la Casa Rosada, aunque también se encargó de destacar que es necesario el respaldo de los dirigentes locales para ir por la gobernación, que por ahora está en manos de la peronista Lucía Corpacci.

"No quiero ser solamente el candidato de la Casa Rosada, yo quiero ser el candidato de Cambiemos y del Frente Cívico y Social de Catamarca. Ese apoyo de Nación no es todo, necesito el apoyo de los dirigentes, de los compañeros, de la gente que trabajamos todos los día en este espacio", señaló.

"Hay una necesidad de consenso, de trabar acuerdos dentro del espacio local para que mi candidatura se consolide. Ha habido gestos muy fuertes, lo siento, no voy a ser hipócrita en esto. Hay gestos que lo han ido demostrando", agregó en declaraciones a El Esquiú.