Los festejos se extenderán hasta el ocho de diciembre donde será la fiesta central.


Las festividades en honor a la Virgen del Valle comenzarán mañana con la tradicional “bajada” de la imagen desde el camarín hasta el presbiterio, en la nave central de la Catedral Basílica, y su posterior traslado hasta la Gruta de Choya, informó el Obispado local.

“La celebraciones se dan en el marco del Año Jubilar por los 400 años de la presencia de la Madre del Valle entre nosotros, e iniciarán en esta oportunidad con la inclusión, a diferencia de años anteriores, de una caravana hasta el templete de la Gruta de Choya, en el norte de la capital provincial”, explicó el rector de la catedral basílica Nuestra Señora del Valle, el presbítero José Antonio Díaz.

“Este año queremos volver a la raíces, ya que las festividades darán comienzo al Año Mariano Nacional y al cuarto Congreso Mariano Nacional, por lo que esta apertura tiene una significación muy importante”, aseguró el religioso.

“Todos los obispos de Argentina han querido resaltar y celebrar este jubileo como algo de todo el país, por eso este gesto de volver a la gruta es como volver a los inicios, al encuentro inicial con el pueblo originario, español, criollo y mirar desde estos orígenes una oportunidad de recomenzar”, apuntó.

Díaz precisó que las festividades “comenzarán a las 9 de la mañana”, mientras que “a partir de las 9.10 se realizará el rezo de la novena y a las 9.45 se iniciará el traslado de la bendita imagen en caravana hasta la Gruta, donde permanecerá para la veneración de los fieles hasta las 18.30, cuando se celebrará la Eucarística”.

Posteriormente, la imagen de la Virgen emprenderá el regreso hacia la Catedral Basílica y Santuario Mariano para presidir la misa de las 21, con el homenaje de los medios de comunicación.




Comentarios