El padre Mario Bernabey, volvió a su actividad luego de un largo tiempo de recuperación, tras estar internado durante un mes en el Sanatorio Allende de la capital cordobesa, debido a una complicación en un cuadro iniciado por coronavirus en el mes de enero.

El párroco fue dado de alta los primeros días de marzo y se le recomendó continuar con su tratamiento de manera ambulatoria. “Agradecemos a todos los que han orado por él, y confiados en la fuerza de la oración le pedimos a Nuestra Señora del Carmen que lo siga fortaleciendo para su total restablecimiento”, expresaban a través de un comunicado, el equipo pastoral de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen.

El padre Mario volvió a su actividad. Luis Tortolo

Afortunadamente, Mario pudo regresar a su iglesia, para continuar su misión de evangelización, de la transmisión de la palabra de Dios, y también con sus discursos críticos sobre la situación actual.