Por orden de la fiscal de la ciudad de Cosquín, Paula Kelm, se decidió suspender la búsqueda de un joven que se habría perdido en el cerro Pan de Azúcar el pasado lunes por la noche, momento en que una persona pidió ayuda telefónicamente a las autoridades diciendo que se llamaba Franco Marques, que se había desorientado y que estaba por quedarse sin batería en el celular.

De inmediato, se dio inicio a un importante operativo policial que se extendió hasta este miércoles con alrededor de un centenar de efectivos de diversas fuerzas involucrados en la búsqueda de esta supuesta persona extraviada en el cerro coscoíno. Sin embargo, y con el correr de las horas, las dudas acerca de la veracidad del llamado, fueron tomando una mayor relevancia.

“La fiscalía a cargo del caso suspendió el operativo para dar con este sujeto, en base a los datos recolectados en la investigación”, confirmó a Cadena 3 el jefe de la departamental Punilla, inspector Diego Bracamonte.

Sospechas

Esta misma mañana, el secretario de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofe y Protección Civil de la provincia, Claudio Vignetta, señaló a Cadena 3 que la llamada fue realizada “al 0800 del fuego”, por lo que rápidamente efectivos de diferentes fuerzas trabajaron hasta aproximadamente las 20 horas de esta martes para luego retomar este 23 de junio.

Sin embargo, el funcionario expresó: “No hay datos que nos den referencia, no hay denuncia formal. El procedimiento se inició de oficio por la Policía pero hay que tener en cuenta que puede ser una falsa llamada”, afirmó Vignetta, quien también aseguró que de acuerdo a su experiencia como jefe del 101 durante cinco años, “un 50% de las llamadas son falsas, así que puede estar dentro de ese margen”, puntualizó el funcionario al medio cordobés en una conversación telefónica con el periodista Miguel Clariá.