El hecho delictivo ocurrió el fin de semana en la localidad de La Falda y dejó al descubierto una problemática recurrente de la justicia argentina: los delincuentes “entran por una puerta y salen por la otra”.

Lo que sucedió en este caso fue que el mismo ladrón, que había sido detenido 15 antes por la policía de esa localidad, fue descubierto intentando robar una motocicleta estacionada en el patio de una vivienda. El sujeto vulneró el portón de la casa de una familia, se metió en el patio y forzó la moto que estaba estacionada.

El ladrón había conseguido destrabar el manubrio y al intentar escapar con el rodado fue sorprendido por los dueños del vehículo que se encontraban cenando con los dueños de la casa. Al advertir que lo habían descubierto, el sujeto tiró la motocicleta al suelo y se escapó corriendo.

Al pasar el mal trago, los dueños de la vivienda decidieron revisar las cámaras de seguridad y allí se pudo ver perfectamente el rosto del delincuente. Los damnificados decidieron publicar la captura de las cámaras de seguridad en las redes sociales, y muchos vecinos de la localidad de La Falda pudieron identificar al ladón con nombre y apellido.

Pero el corolario de este caso llegó cuando un policía le escribió al dueño de la casa: “Mirá vos. Hace como 15 días lo metí preso yo. Se ve que ya anda de nuevo”, expresó indignado el efectivo policial.