Una sorpresa se llevó el dirigente Fernando Ariel Mancinelli cuando concurrió a la sede partidaria de Hacemos por Córdoba y del partido vecinal San Roque Unido. Sucede que al ingresar se dió con la sorpresa de qué el local había sido desvalijado.

“Jamás me imaginé que podrían robar la sede partidaria. No dejaron absolutamente nada, solo quedaron las paredes desnudas y un boquete”, expresó el dirigente partidario.