El primer fin de semana de la primavera 2021 se vivió a toda máquina. A las flexibilizaciones en las medidas restrictivas por el covid-19 (se amplió el horario de los comercios, el aforo de los locales gastronómicos y volvieron a trabajar los boliches) se sumó un clima ideal para disfrutar de las sierras y de las salidas nocturnas. El resultado era esperado; las calles de Villa Carlos Paz se colmaron de vecinos, visitantes y turistas.

Los dueños de bares y boliches se mostraron entusiasmados con el movimiento y si bien desde el municipio adviertieron que este esquema de mayor apertura es sólo una prueba piloto, quedó demostrado que la gente tenía ganas de salir y disfrutar.

Por otro lado, también los balnearios de la zona tuvieron una gran afluencia de gente que se acercó para disfrutar. Desde temprano se pudo observar un importante flujo de tráfico en los ingresos a la ciudad.

Así fue el primer fin de semana con apertura casi total de actividades y que se parece mucho a aquella normalidad que vivíamos antes de marzo de 2020.