Luego de todo un año avasallado por la pandemia del coronavirus, el concurrido y popular Merendero “Panza Caliente” de Villa Carlos Paz volvió a reabrir sus puertas el pasado 29 de marzo, y desde entonces, esa asistencia presencial restringida durante tantos meses, finalmente volvió a brindar esa contención y afecto a cada una de las personas a quienes asisten con desayunos, meriendas, viandas, bolsones con mercadería, y hasta con apoyo escolar para los más pequeños.

El próximo 17 de julio esta Fundación sin fines de lucro liderada por Cristian Abratte y Gabriela Barroso junto a sus tres hijos, cumplen cuatro años de vigencia y de asistencia constante a las más de 250 familias que se fueron sumando con el correr de los años, siempre atentos a sus necesidades en cuanto a vestimenta, alimentación, educación y contención afectiva.

Gabriela Barroso junto a mamás voluntarias ayudando con el almuerzo del día.Gentileza Cristian Abratte / Panza Caliente.

Para seguir ayudando, indefectiblemente continúan necesitando de la colaboración de muchas personas y firmas que de manera anónima contribuyen con esta inmensa labor diaria. Es por eso que con ya cuatro años de permanencia y con el notorio incremento de vecinos que se acercan al merendero desde diferentes barrios de Villa Carlos Paz como también desde localidades cercanas, es que esta familia de cinco integrantes pasó a ser un “familión” conformado por unas 252 grupos familiares, y que hoy, asume una mayor responsabilidad y compromiso, reconociendo que su mayor deseo de cumpleaños es sin lugar a dudas el de seguir ayudando.

Jornada de entrega de mercadería, ropa, calzados y frazadas en el merendero Panza Caliente (calle Brasil 445).Gentileza Cristian Abratte / Panza Caliente.

“Estamos en el mes de nuestro cumpleaños y queremos festejarlo como nos gusta: ayudando”, anuncian desde Panza Caliente ubicado en calle Brasil 445 a metros del Hospital Municipal de Carlos Paz. “Si conocés a alguien que quiera donar alimentos, leche, golosinas, chocolate, o colaborar con la cuenta corriente, todo nos es de bendición (...) Tu colaboración y compromiso hace que le demos un mimo al corazón, entre todos podemos hacerlo posible”, dice Cristian Abratte, quien junto a Gabriela e hijos, son los precursores de esta iniciativa que comenzó allá por julio de 2017 con algunos primeros vecinitos de la zona que se fueron acercando para tomar su merienda y que cuatro años después asisten a más de 250 familias.

Unas seis familias recibieron camas y frazadas, entregadas por Panza Caliente a fines de junioGentileza Cristian Abratte / Panza Caliente.

Vecinos de Carlos Paz, de sectores como “El Zanjón”, Colinas, 400 Viviendas, Nueva Esperanza, “La Vizcachera”, “La Hilacha”, Playas de Oro, como también de localidades aledañas -sólo algunos de los sitios que se fueron sumando con el correr de los años- reciben merienda los lunes y viernes, desayuno los martes y jueves, con apoyo escolar incluido, mientras que cada dos semanas y tras arduas colectas, el merendero ofrece viandas, ropa, calzado, y/o bolsones de mercadería.

Una familia carlospacense que pese a las vicisitudes de la vida y del contexto, eligió y elige seguir ayudando a aquellas familias que más lo necesitan, mediante un trabajo comprometido y constante, sin bajar los brazos pero reconociendo de que precisan de esa colaboración permanente por parte de tantas personas, empresas y negocios que de manera desinteresada contribuyen con insumos, materiales, materia prima y alimentos para que “Panza Caliente” pueda continuar ayudando.

Desayuno y luego apoyo escolar para los más chicos.Gentileza Cristian Abratte / Panza Caliente.

¿Cómo ayudar? Acercándose al Merendero Panza Caliente ubicado en calle Brasil 445. Contactándose a los teléfonos 3541-650241 (Cristian) 3541-317045, o también mediante redes sociales.

Fundación Panza Caliente en Villa Carlos Paz.(Imagen: gentileza Cristian Abratte).

¡Felices cuatro años, Panza Caliente!