“¡Le tenemos fe!”, exclama Lucía Torres, presidenta de la Fundación Upi y mentora del “Albergo Ético Argentina”, el primer hostel “del mundo” gestionado y atendido por jóvenes con Síndrome de Down y discapacidades intelectuales, que abrió sus puertas en marzo de 2019 y que tras un duro año avasallado por la pandemia, debió cerrar sus puertas a fines de abril de este año.

Sin embargo, las energías de Lucía no cesan, pese a la difícil situación económica y laboral para los comprometidos trabajadores e integrantes de esta Fundación -quienes se encuentran a pasos de ser una cooperativa-, es que desde Albergo Ético lanzaron una petición especial con el fin principal de llegar a Santi Maratea, un popular influencer quien, entre otras, impulsó una viral colecta solidaria y logró juntar más de 2 millones de dólares para comprar el caro medicamento que necesitaba Emmita, la bebé que padece de Atrofia Muscular Espinal (AME) de tipo 1.

El hostel Albergo Ético inauguró en Carlos Paz el 21 de marzo de 2019.

“Abrimos esta petición para ver si llegamos a Santi Maratea. Le tenemos fe”, es lo primero que dijo este viernes Lucía a VíaCarlosPaz, pionera y líder de este proyecto que inició como un sueño y que pese a la triste decisión de cerrar sus puertas, se encuentra en búsqueda de una nueva posibilidad.

“El primer hostel gestionado y atendido por jóvenes con Síndrome de Down, necesita su edificio propio”, dice la petición recientemente difundida y que busca la mayor cantidad de firmas. Y continúa: “Es un hostel escuela donde además de aprender el oficio de la hotelería, son autónomos e independientes”, concluye.

Albergo Ético Argentina de Villa Carlos Paz.Captura / Petición.

Para ayudar a Albergo Ético Argentina, continuar en el siguiente enlace: PETICIÓN (click aquí).