Policías e inspectores municipales clausuraron fiestas y juntadas en distintos puntos de la ciudad. Los organizadores fueron sancionados de acuerdo a la ley 10.702 que prohíbe las reuniones sociales en el marco de la pandemia del Covid-19.

Durante la noche del viernes la policía se hizo presente en una vivienda de barrio Los Algarrobos en donde se encontraban 85 personas. También en Barrio José Muñoz se pudo constatar la presencia de 80 personas en situación de festejo.

El sábado por la noche, y como en consecuencia de los festejos por el triunfo de Argentina, la policía y el personal municipal estuvieron trabajando para mitigar las reuniones en espacios privados. Así fue que, cerca de las 5 de la mañana, se desactivó una fiesta en el Barrio Sol y Lago.